Revista de Cultura Popular, Andaluza y Flamenca
Hoy es Viernes, 31 de Mayo de 2024
Revista de Cultura Popular, Andaluza y Flamenca
Hoy es Viernes, 31 de Mayo de 2024

El futuro es el pasado

El futuro es el pasado. Y está donde ha estado siempre: en los artistas; pero en los artistas dotados de talento, bien preparados, estudiosos, preocupados, rigurosos y profesionales… Y con afición y vocación

14 de febrero.

Escrito por Paco Vargas
https://aticoizquierdaflamenco.blogspot.com/



Porque el duende del arte -y otras leyendas -, que no seré yo quien ponga en duda su existencia mitológica, sólo aparece cuando lo llama el conocimiento y la preparación, la aptitud y la actitud, la entrega y el sacrificio de quien se sabe y es artista, que no digo yo que no nazca; pero que estoy convencido de que se hace, como todo lo que merece la pena, a fuerza de tiempo, pues éste será el encargado de dejar cada cual en el lugar que le corresponde y de cerrar el ciclo que define las características del artista frente al mero intérprete que sólo camina por los aledaños del verdadero arte.

El arte flamenco (el cante, el toque y el baile) nunca fue algo estático, sino dinámico y cambiante, maleable y hasta efímero. Pero siempre, en cada envite, en cada golpe de arte, fue dejando aquí y allá posos de autenticidad, tamizados por el tiempo y los saberes de los diferentes artistas que lo interpretaron. Así se ha ido haciendo a lo largo de más de dos siglos para que nosotros podamos disfrutarlo: mestizo, influenciado pero también influenciador por y para otras músicas, pleno de matices distintos, hecho de voces dispares y de expresiones opuestas, adaptado a las circunstancias -y hasta a las ideologías- del tiempo que le ha tocado vivir en cada momento de su historia, pero siempre hermoso, envuelto en la belleza sublime que lo hace ser, quizá, una de las músicas de origen popular más grandes que jamás ningún pueblo haya creado.

Todo él producto de un crisol de culturas llamadas Andalucía, donde nace y se hace. Y desde donde extiende sus ramas para hacerse universalmente conocido y respetado, en algunos casos más que en la tierra que lo vio nacer. Sucediendo que el tiempo ejerce de crisol para que quede lo esencial. Pero hasta que eso ocurre suele acontecer que los falsos profetas, movidos la más de las veces por intereses nada claros que responden a su actitud impertérrita, alzan la voz para predecir males sin cuento cada vez que alguien se atreve, aunque sólo sea tímidamente, a salirse del camino que ellos creen el correcto. Pero eso ha sucedido desde que el flamenco existe.

El arte flamenco es uno y muchas las formas de concebirlo e interpretarlo; nunca, ni incluso en una misma época, se pudo hablar de una corriente unívoca e inalterable; y artistas de personalidad dispar convivieron, viviendo todos del arte que producían, respetándose y sin estorbarse, cada cual en lugar que el público los ponía.

Nunca el cante flamenco fue uniquito en su concepto ni los artistas se dejaron adocenar. Ni el cante debe, ni debiera jamás ir, en una sola dirección: ahí está -sírvanos como ejemplo- Jerez que sigue manteniendo sus más puras esencias. Mas, por la misma regla de tres, despojémonos de prejuicios y aceptemos la realidad de un cambio que ya está aquí. El cante flamenco avanzó desde su nacimiento apoyándose en los fracasos creativos de quien se atrevió. Y el artista que lo hizo -y que lo hace- sólo es capaz de transformar el sueño en realidad cuando ha adquirido la seguridad necesaria que únicamente es capaz de dar el conocimiento. Lo demás es otro cantar, nunca mejor dicho.

Mientras, los recalcitrantes del purismo ponen el grito en el cielo. Pero, ¿de qué se quejan estos custodios de la pureza virginal que ni compran discos, ni pagan una entrada de teatro, ni compran ni leen un libro, ni se interesan por nada que se desvíe de su trasnochada visión del flamenco?
Esa impresión de que el flamenco ya no pertenece sólo a los flamencos, que ha escapado a su control y se está difuminando en un mar de músicas menos concreto y más abierto, donde navegan el jazz, el blues, o las nuevas músicas llegadas de África y América, es algo que inquieta a los confundidos puristas; pero que a muchos nos interesa mucho más que seguir discutiendo sobre la supuesta pureza de un arte que nació impuro, por cuanto creo que influye sobre la realidad del cante flamenco actual.



"GENTE SIN ESCRÚPULOS". NOVELA
"A CONTRACORRIENTE. POESÍA VIVIDA"

Escrito por Paco Vargas

https://aticoizquierdaflamenco.blogspot.com/
 
Fuente: Revista Flamenca Fuente Vieja
Noticia anterior
30/01/2024

Enrique Montoya. El hombre y el artista / reseña crítica


Una joya Flamenca

Editado por el Ayuntamiento de Utrera y escrito por Enrique Montoya López, hijo del gran artista utrerano
Enrique Montoya. El hombre y el artista / reseña crítica
NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES
Web móvil en
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y los servicios ofrecidos. Pulse en ACEPTAR si está de acuerdo con el uso detallado en el Aviso Legal y en la Política de Protección de datos.
Aceptar