Revista de Cultura Popular, Andaluza y Flamenca
Hoy es Jueves, 22 de Febrero de 2024
Revista de Cultura Popular, Andaluza y Flamenca
Hoy es Jueves, 22 de Febrero de 2024

Málaga la Cantaora: malagueñas, estilos e intérpretes (1ª parte)

En el cante por Malagueñas se da, como en ningún otro, esa condición intransferible del flamenco que es la individualidad

26/11/2023.


Paco Vargas
https://aticoizquierdaflamenco.blogspot.com/





La Malagueña es dulzura y fuerza, melodía perfecta y dominio de la voz, compás libre sin caer en la anarquía, reina de los medios tonos, matiz musical llevado al límite, conocimiento exacto del cante, tradición y evolución, mensaje de amor y muerte, actitud estoica ante la vida...

La Malagueña es el final de un proceso que comienza en el Fandango Verdial y termina en ella, acrisolada por las bandolás y los cantes de Juan Breva. Sólo en el caso de las Malagueñas de El Mellizo parece romperse la cadena. En todos los demás estilos, con más o menos claridad su evolución sigue el camino señalado con anterioridad.

Hablar de estilos de Malagueñas es tarea ardua (12) porque quizás sea uno de los cantes que más variantes tiene y tal vez al que más aportaciones personales han hecho los cantaores.
En el cante por Malagueñas se da, como en ningún otro, esa condición intransferible del flamenco que es la individualidad. En él prima lo personal sobre lo geográfico: no se habla de Malagueñas de este o aquel lugar —hasta las perotas o de Álora se concretan en cantaores de la tierra-, sino de Malagueñas al estilo de tal o cual cantaor o cantaora.

Tan es así, que encontramos creadores o recreadores de Malagueñas, aunque no todos ciertos como veremos después, por toda Andalucía y hasta fuera de ella; si bien es cierto que todos o casi todos bebieron de la fuente única y primigenia que se encuentra en Málaga y su provincia.
Una vez que dejamos claro que Juan Breva no creó estilo de Malagueña alguno, el esquema del cante por excelencia de Málaga quedaría como sigue:

1.La Malagueña de Juan Toledo “El Caribe” es -según Luque Navajas-posiblemente la más antigua. A pesar de tal afirmación no nos aclara cómo era esta Malagueña y quién era su autor. Pepe Navarro dice desconocerlo todo sobre este cantaor y su Malagueña; pero, a pesar de todo, afirma que la Malagueña existe, sin otro argumento que una historia que le contara Adolfito Carrasco “El Cuchillero”. Los dos coinciden, sin embargo, en adjudicarle la siguiente copla:

Mi llanto a nadie conmueve, / cantando paso la vía./ Soy como el ave fría/ que canta sobre la nieve/ al amanecer del día.

2.Sobre la Malagueña de “El Canario” y la figura de su creador poco hay que decir que no sepamos todos, dada la relevancia que tuvo Juan Reyes Osuna antes y después de su muerte a manos del padre de “La Rubia” , amante del extraordinario cantaor perote y cantaora de su tiempo.

Manolo de la Ribera, con la conocida copla:”Espías/ Tengo que poner espías!.. .“,tiene este estilo grabado con el título de “Malagueña de El Ciego de la Playa”.También José Luís Navarro y Akio Ino, a través de Antonio Chacón(”Corte/ Viva Madrid, que es la Corte. ..“), basándose en un estudio de Blas Vega, se lo adjudican al cantaor almeriense. En ambos casos, desconocemos las razones del cambio de paternidad.

El único e inconfundible estilo de “El Canario”,que se canta empleando la técnica del verso quebrado, se suele asociar, entre otras, a esta conocida copla:

La gente.
Por el hablar de la gente
olviaste mi querer;
pero ten por entendío
que me va a costar la muerte
el haberte conocío.


3. De Trinidad Navarro “La Trini” se cuenta y no se acaba. Desde Fernando el de Triana, cantaor y cronista flamenco, hasta nuestros días todos hablan con admiración de aquella cantaora que debió hacerlo tan extraordinariamente bien que hasta el presente llegan sus ecos.

Hasta cuatro estilos diferentes se le atribuyen. Sin embargo, sólo dos, según mi criterio, pertenecen verdaderamente a su genio creador:

El primero, grabado por numerosos cantaores antiguos y modernos, aceptado unánimemente como de ella, suele ir unido, entre otras a la famosa copla:

No se borra de mi mente
Día catorce de abril
En ese día me vi
a las puertas de la muerte
sólo por quererte a ti.


El segundo, más discutido, pero igualmente de La Trini, lo tienen grabado, entre otros EL Pena, El Cojo de Málaga y Bernardo el de los Lobitos. La copla que más fielmente representa a este segundo estilo, que se canta comenzando por las dos últimas palabras del segundo verso, seria la siguiente:

Paloma mía.
Yo recuerdo que una vez
fuiste tú paloma mía.
Y olviaste mi querer
por una habladuría.

4. La Malagueña de Antonio Cerón “El Maestro Ojana” aclara suficientemente el origen de este cante. El estilo al cual nos referimos está basado obviamente en el Fandango Abandolao y más exactamente en el Cante de los Jabegotes, sobre todo en sus dos primeros tercios. De las versiones escuchadas, se me antoja la más conseguida la de Juan Valderrama, que interpreta con la copla clásica de todos conocida:

Ni mancha ningún linaje,
el ser pobre no es deshonra.
Jesucristo vino al mundo
pobre y sin calor de nadie.


5 .La Malagueña de Juan Trujillo “El Perote” es seguramente la más representativa del grupo de las conocidas como cuneras o perotas. Las versiones escuchadas en las voces de “El Pena” y de Antonio de Canillas denotan un cierto aire campero y unas características propias que la diferencian de las malagueñas del área de la capital ; aunque bien pudieran ser éstas connotaciones comunes a todas las malagueñas que nacieron en Álora y su comarca.

En una grabación de 1907 “El Pena” canta este estilo con la siguiente copla:

Canales tengo en la cara
De tanto llorar por ti
Los suspiros que tú dabas
Eran tormentos pa’ mi
Cuando de ti m’acordaba


Fernando el de Triana, que cantó junto a “El Perote”,en el Café de Don Críspulo, de la calle Embajadores ,esquina a Huerta del Bayo ,en Madrid, lo elogia y le atribuye esta copla:

Hasta ayer no supe yo
lo que valía una madre:
que estando malo en la cama
ella vino a consolarme
y a mí se me alegré el alma.


Aunque, tal vez, ésta se identifique más con el estilo del que hablamos:

Donde hay yeguas, potros nacen:
es un refrán verdadero.
Alante, no hay que apurarse.
Buenas noches caballero,
por ser la primera pase.


6. la Malagueña de El Pena, conocida como de Baldomero Pacheco, es un cante muy personal y de difícil interpretación. Ésa es quizás una de las razones por la cual no se cante con la frecuencia debida entre los cantaores más jóvenes. De los viejos, la hemos escuchado en las voces de Sebastián Muñoz “El Pena”-que la tiene grabada como propia-, ”La Rubia” , José Muñoz “El Pena” ,hijo, “El Niño de las Moras” -que grabó una extraordinaria versión- y Manuel Ávila.

La copla más habitual por este estilo es la siguiente:
Porque andando me desmayo
a las paeres m’arrimo.
Yo me encuentro dehvalío
sirviendo de mal vasallo.
Y tú la culpa has tenío.


7.La Malagueña de Cipriano Pitana, cantaor del siglo XIX nacido en Cártama, ha llegado hasta nosotros por tradición oral. Y así la aprendió Antonio de Canillas, que la tiene registrada en disco.

Basada, al parecer, en el desconocido estilo de María o Luisa La Chirrían, nosotros la hemos escuchado en la voz del cantaor de Canillas del Aceituno con su copla clásica:

Para más martirio dame
mientes a quien más te quería.
Yo te juro por mi vía
que he de venir a cobrarme
a toas las horas del día.


8. Sobre la Malagueña de María o Luisa “La Chirrina” hay una creencia general —basada en la tradición oral— entre los aficionados malagueños que supone una coincidencia en admitirla como creación personal. Sin embargo, este estilo no aparece registrado, que yo sepa, en grabaciones tanto antiguas como modernas; aunque parece ser que fue Cipriano Díaz Pitana el que recreara esta Malagueña, transmitida por Antonio de Canillas.

La copla atribuida al estilo que nos ocupa es la siguiente:

Agonizaba mi mare
cuando me mandó llamar
Y entre lágrimas decía:
ya no te vuelvo a. ver más,
hija mía de mi vida.

9. La Malagueña de María “La Chilanga” , cantaora como la anterior nacida en Málaga durante el siglo XIX, es una recreación del segundo de los estilos de “La Trini”, el que se ajusta a la estructura musical de “Paloma mía.. .“, que se ha ido transmitiendo de cantaor a cantaor. “El Pena” ,Antonio de Canillas y Antonio de Álora tienen registrada esta Malagueña, que se suele cantar con la siguiente copla;

A un cura me confesé
y me dio la absolución.
Los pecados cometíos
no tenían comparación
con lo que yo había sufrío.


10.-Sobre la malagueña de “El Alpargatero de Málaga” se cierne la polémica:
Cantaor perdido en la historia, de él nada se sabe; sin embargo,, Antonio Grau Mora “Rojo el Alpargatero” vivió en Málaga, primero cumpliendo con el ejército desde 1868 hasta 1870 y después ya casado en distintos domicilios desde 1880 hasta 1890 aproximadamente, siendo ya artista de profesión, es decir, cantaor.

Por tanto, nada tiene de extraño y hasta parece lógico pensar que “El Alpargatero de Málaga” y “Rojo el Alpargatero” fueran una misma persona: Rojo, por el color de su pelo. Alpargatero porque ese había sido su oficio desde niño y con él llegó a Málaga, donde al darse a conocer como cantaor —que ya era, pues la prensa local da noticia de sus actuaciones en el Casino de Almería los días 27 de febrero y 22 de junio de 1877— lo bautizaron artísticamente como “Alpargatero de Málaga” , pues en Málaga fue, en definitiva, donde se hizo cantaor y donde actuó en los principales cafés cantantes junto a las principales figuras de la época.

Es posible que, efectivamente, llegara a crear su propia malagueña pues su estancia en Málaga vino a coincidir con la de todos los grandes malagueñeros y con el nacimiento de la Malagueña como cante definido e independiente: aquella “Malagueña nueva” que le cantaba Chacón a Juan Breva. (Según la copla).

Sin embargo, la que algunos estudiosos le adjudican como creación personal es una malagueña muy parecida a la más conocida de D. Antonio Chacón “Que te quise con locura... “, que se cantaría con la siguiente copla:

Estás dormía en la cama
con la ventana entreabierta.
Y agonizante en tu puerta
hay un querer que te llama:
despierta mujer, despierta.


Antonio Piñana, el cantaor cartagenero, se la atribuye a “El Pena” y así la tiene grabada. Además, José Muñoz “El Pena”,hijo, la tiene grabada con la misma copla y la misma música. Pero nadie, que yo sepa, tiene registrada la malagueña de El Alpargatero de Málaga.

La paternidad de esta malagueña es una invención bienintencionada de Pepe Navarro, continuada por Luque Navajas , que yo no acepto hasta que alguien no aporte argumentos de más peso que los ofrecidos por lo estudiosos citados.

11. La malagueña de Joaquín Aranda “Tabaco”, cantaor perote contemporáneo de El Pena, es –según Pepe Navarro- “totalmente de la escuela perota” y le adjudica esta copla: la tiene registrada en disco, con una copla:

Luto por ti (o día) me pondré
el día que tú te mueras.
Porque has sío la mujer
Que yo he querío de veras
Y que me dio su querer.


El Pena, sin embargo, la tiene registrada en disco con una copla parecida, como Malagueña de Chacón; aunque un sobrino de Joaquín Aranda me confirmó cantándola que, efectivamente, esa Malagueña era de su tío y no de Chacón.

La copla de esta malagueña que “El Pena” tiene registrada es la siguiente:

Luto por ti (o día) me pondré
el día que tú te mueras.
Pero si en tu sepultura
a voces te llamaré.
Yo ando con amargura.


12.La Malagueña de Juan Acedo “Cachorro”, cantaor de Álora nacido en el siglo XIX, es —siempre, según el estudioso citado— una improvisación del cantaor perote como desagravio dedicado a su mujer. Con estos datos —tal vez improvisados por el nada riguroso Pepe Navarro— todos aceptan esta Malagueña, que se cantaría con la siguiente copla:

Tus amores y los míos
cuántas veces discutían;
pero mientras más reñían
tomaban más fuertes bríos
y mucho más se querían.


13.La Malagueña de “El Niño del Huerto”, cantaor de Fuengirola nacido en el siglo XIX, es una recreación de uno de los estilos de “El Mellizo” —versión “Niño de la Isla”— que hemos escuchado en las voces de Cayetano Muriel, Manuel Vallejo, José Cepero y Juan de la Loma, con la siguiente copla en el último caso:

No te hagas la ilusión
de vivir a la vera mía
porque me hiciste traición
Tanto como te quería
De mi no aguardes perdón


14.La Malagueña de Diego Beigveder Morilla “Diego el Perote” o “Diego el Pijín”, como se le conoció en su juventud, tiene ecos parecidos, en sus dos primeros tercios sobre todo, a la Malagueña de El Maestro Ojana. El propio Diego la tiene registrada en disco con la copla que sigue:

Dile a esa mujer que ría
que yo sigo con mi pena.
A esa mujer no la olvío
porque pa’ mí fue mu’ güena
el tiempo que h’astao conmigo.

15.La Malagueña de José Beltrán Ortega “Niño de Vélez”, cantaor nacido en Benamargosa y criado en Vélez-Málaga, recoge los aires de la tierra de Juan Breva, donde el cantaor vivió y aprendió a cantar.

Si los Cantes de Juan Breva están presentes, directa o indirectamente, en gran parte de los estilos de malagueñas, en este caso la influencia es determinante y definitiva. ”El Niño de Vélez” cogió el Fandango Abandolao de Juan Breva hacer de sus tercios un nuevo estilo con sello personalísimo y auténtico sabor a cante malagueño. Él mismo la tiene registrada en disco con la siguiente copla:

Viva Málaga que tiene
Caleta y el Limonar,
un parque lleno de flores
a la orilla del mar,
donde nacen los amores.


16. La Malagueña de Miguel López Pozo “El Niño de Peñarrubia” , a pesar de su juventud, es un cante definido y hecho con sello personal que hay que reconocerle a su autor. Está creada en base a las conocidas como cuneras o perotas y exenta, por tanto, de los altibajos tan característicos de las Malagueñas del área de la capital. Su dulzura, sin embargo, contrarresta su falta de valentía. El propio cantaor la tiene registrada en una grabación de 1983 con la siguiente copla:

Álora, tú eres divina.
Cuna de la malagueña.
Allí nació El Canario,
Diego El Perote y El Pena,
Que cantaban al Calvario.

Entre los cantaores de Málaga, con malagueña propia, no incluimos ni a Paca Aguilera, de Ronda, a la que el estudioso Yerga Lancharro y el cantaor Diego Clavel se empeñan en adjudicarle Malagueña propia, cuando la de Ronda no hizo sino versionar los estilos de “La Trini”; ni a El Caena, de Pizarra, y “Loriguillo”, de Coín, a los cuales el estudioso Pepe Navarro los hace creadores de Malagueñas que al parecer sólo él conocía.


"GENTE SIN ESCRÚPULOS". NOVELA
"A CONTRACORRIENTE. POESÍA VIVIDA"

Últimos libros de Paco Vargas
https://aticoizquierdaflamenco.blogspot.com/
Noticia anterior
21/11/2023

La variedad y la calidad del flamenco clásico dan un toque de distinción al XVII Festival Flamenco “Sierra Blanca”


En los tiempos que corren, un festival flamenco debiera no pasar, como cualquier espectáculo sea del tipo que sea, de las tres horas más o menos La variedad y la calidad del flamenco clásico dan un toque de distinción al XVII Festival Flamenco “Sierra Blanca”
NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES
Web móvil en
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y los servicios ofrecidos. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso detallado en el Aviso Legal y en la Política de Protección de datos.
Entendido