Revista de Cultura Popular, Andaluza y Flamenca
Hoy es Domingo, 23 de Junio de 2024
Revista de Cultura Popular, Andaluza y Flamenca
Hoy es Domingo, 23 de Junio de 2024

Viejos artículos de mi hemeroteca flamenca. A Manuel López, porque es flamenco

Para hablar de Manuel López Martín –al que en Huelva, su tierra de adopción, le añaden el cariñoso remoquete de “El Málaga”-, se hace necesario entrar en un hecho histórico y social que nos parece esencial en el devenir flamenco catalán del último tercio del siglo xx, y que no es otro que el gran movimiento migratorio que se produjo desde Andalucía hacia Cataluña, y más concretamente a los pueblos del área metropolitana, donde si bien antes, en mayor o menor medida, ya se habían producido desplazamientos de grupos más o menos numerosos de trabajadores andaluces hacia tierras catalanas, sería a partir de finales de los años cincuenta y a lo largo de los sesenta y setenta cuando de manera masiva fueron llegando familias al completo en busca del trabajo y la fortuna que su tierra -los que mandaban en su tierra, para ser más exactos- les negaba

21 de mayo.

Escrito por Paco Vargas
Poeta, escritor y periodista
https://aticoizquierdaflamenco.blogspot.com/



Una maleta de cartón, llena de sueños, era, en el mejor de los casos, todo su equipaje. Pero en el corazón y en la memoria guardaban los recuerdos, las vivencias, unas formas de vida y sus costumbres, su saber de años, sus fiestas y sus cantes: la “cultura de la sangre”, que era lo uniquito que aún conservaban, porque nadie había podido arrebatárselo; aunque, a fuer de sinceros, todos sabemos que no faltaron intentos de desprestigiar al pueblo andaluz, a través de su cultura legítima, mediante malintencionadas confusiones del tipo “cante flamenco igual a borracho”.

Entre los cientos de miles de andaluces llegados a aquella tierra, muchos fueron con el camino del flamenco a medio andar, bastantes con el gusanillo del cante dentro para que empezara a aflorar allí y algunos siendo ya artistas, independientemente de que vivieran o no del arte flamenco. Una vez asentados e instalados, aunque fuera de manera precaria, comenzaron a agruparse en peñas, centros culturales, asociaciones, casas regionales, provinciales o locales, iniciando, así, la construcción del importantísimo entramado peñístico, cuyo valor, desde el punto de vista cultural y flamenco, nadie puede poner en duda. Después se iniciaron en el cante, baile o toque flamencos en los humildes y dignos escenarios de las primeras peñas flamencas, llegando en algunos casos a gozar de una fama y un prestigio merecidos, que los llevaron a traspasar las puertas de las peñas para pisar escenarios más profesionales como los que ofrecían los tablaos y los festivales y concursos: Manuel López, junto a otros, es paradigmático.

Cualquier escritor sabe que de todo el proceso que supone construir un texto literario, lo más difícil es enfrentarse al papel en blanco: en el principio está el secreto de lo que después será un alumbramiento más o menos esplendente. Pero cuando se trata de escribir de un amigo, la cosa se complica aún más: si te pasas malo y si no llegas peor.

Sin embargo, en el caso que me ocupa todo son facilidades puesto que la figura y la obra de Manuel López son tan grandes que allanan esclarecidamente las pocas dificultades que uno pueda tener.

No es necesario pasarse en los halagos, pues su persona y su amistad ya son un halago para quienes tenemos la suerte de disfrutar tantos años de ella. No precisa el escritor andar rebuscando adjetivos, pues su luminosa presencia te los da gratis.

Si acaso, una sola dificultad encuentra quien esto firma: cómo resumir en unos folios la larga vida de este flamenco humanista, de este hombre que desprende humanidad, sensible, valiente, discutido e indiscutible, líder natural, necesario e imprescindible, malagueño de Almáchar, marcado por su tierra y por su historia. Un hombre de Andalucía al que, como suele ocurrir, echaremos de menos cuando ya sea tarde.

Así podría acabar, pero estoy obligado a decir que estamos ante un maestro que ha dejado huella entre sus alumnos, un escritor prolífico, comprometido con su tiempo y con la sociedad en la que le ha tocado vivir, preocupado por los problemas de la gente que lo rodea, padre generoso y amigo de sus amigos.

Conozco a Manuel desde hace casi treinta años. Y aunque diga el tango que veinte años no es nada, plateadas son ya nuestras sienes aunque la sangre siga fluyendo bravía por los ríos de nuestros corazones.

Los años, sin embargo, ejercen de bálsamo pero nunca de olvido. Da igual el tiempo que haya transcurrido: cuando nos volvemos a encontrar seguimos hablando como si fuera ayer cuando dejamos la conversación a medias. En eso debe consistir la amistad.

Es, Manuel López, un hombre apasionado que nunca escurre el bulto ni soslaya las dificultades; pero su pasión no ciega el conocimiento, más bien al contrario, lo pule y lo ofrece transmutado en análisis certero explicado con una pedagogía que tiene mucho de vieja sabiduría.

Y así podríamos definir el libro que firma nuestro amigo, con estas dos palabras: pasión y conocimiento.

El libro es una lección de humildad y una ventana abierta para los demás. Nada hay definitivo en él, pues ya se sabe que el ensayo flamenco se presta a continuas revisiones y a opiniones dispares dependiendo de la documentación que va apareciendo o de la lectura que se haga de la misma.

El libro, “Huelva en toros, caballos y cante”, que “consta de 315 páginas y 168 fotografías en blanco y negro, donde hace constar sus vivencias y, como dice el autor, nace de dentro y desde dentro se siente, vitalmente, propio, personal, pues para saber de flamenco hay que adentrarse en su mundo, es el vehículo justo para llegar a las claves de la conciencia y voz de un pueblo, en este caso, su título lo dice todo”, es una visión general del cante flamenco, en un hermoso maridaje con el mundo del toro y el caballo, que satisfará la mera curiosidad o el conocimiento exhaustivo tanto del lector interesado como del estudioso o investigador.

Eso es lo que nos ofrece Manuel López en esta postrera obra, que yo recomiendo leer sin prisas para empaparse bien de sus enseñanzas.



"GENTE SIN ESCRÚPULOS". NOVELA
"A CONTRACORRIENTE. POESÍA VIVIDA"

Escrito por Paco Vargas
Poeta, escritor y periodista
https://aticoizquierdaflamenco.blogspot.com/
Noticia anterior
16/05/2024

‘Una rosa azul y dos ojos rojos’, el nuevo trabajo de la bailarina Macarena López


El espectáculo, que trata de descifrar la potencia creadora del deseo, podrá verse sobre el escenario el próximo viernes 24 de mayo ‘Una rosa azul y dos ojos rojos’, el nuevo trabajo de la bailarina Macarena López
NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES
Web móvil en
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y los servicios ofrecidos. Pulse en ACEPTAR si está de acuerdo con el uso detallado en el Aviso Legal y en la Política de Protección de datos.
Aceptar